Carp Fishing Agreste 2ª Parte

Sacadera algo pequeña
Espero no convertir el título de esta entrada en una saga como los Torrentes, Rockys, Rambos y similares, que se saben por que película empiezan pero no se sabe por cual van. Lejos de mi ánimo alargarme en el tiempo, pero como la ociosidad es la madre de todos los vicios, puede que caiga, no es descartable, en el de la repetición, reiteración o "cansinismo" puro y duro. También añadir a mis escasos lectores -que ya sé que algunos abren este blog pero sólo miran los "santos"- que me hace ilusión regocijarme en mis triunfos, aunque éstos sean de una nimiedad tal que puedan mover a la hilaridad a expertos pescadores con piezas mucho más importantes que las mías.
Paso a contar: ayer estuve, de nuevo, intentando sacar una hermosa carpa del lugar de cuyo nombre no quiero acordarme -o poner aquí, por si los depredadores localizan el sitio. La técnica es la relatada en el primer episodio y el resultado fue una sola picada, como es habitual, una buena carpa prendida del anzuelo y, después de una buena lucha en la que el ciprínido se "aberronchó" contra la juncada, de la cual pude sacar en dos ocasiones, sola, sin ningún fallo que se pudiera achacar a quien la intentaba sacar, o sea a mí, debido a mi bisoñez en este tipo de pesca, se soltó del anzuelo. Disgusto, vuelta a lanzar las cañas y ya sin otra picada.

Con el regusto amargo de la pérdida del día anterior, vuelvo con las mismas herramientas y, mientras acabo la lectura de un libro, en este caso "El viaje del elefante" de José Saramago (hay que culturizarse), espero tranquílamente la picada diaria, la cual se produce sobre las 19:00 horas, cuando el sol ya desaparecía del horizonte y el frío otoñal se hacía notar. Gran nobleza del ciprínido, que no intenta perderse entre la maleza, y después de unos minutos de lucha logro meterla en la sacadera a duras penas, ya que no cabía en la misma. Final felíz, foto de rigor  y  otra vez de vuelta a su acuático medio. Bonita royal que pesaría sobre los 8 kilos. Y mérito añadido porque la pude sacar con la caña que me rompió el pez perdido en el día de ayer, reparada por mí, y el montaje artesanal tipo "hair" de elaboración propia.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Primero enhorabuena!!!! Ya veo que aprendes rápido, muy bonita y curiosa la carpa (parece una espejo).Con cuatro clases más te veo compitiendo por el selectivo de carpfishing ya que veo que le pegas a todas las modalidades "serás un ribal a abatir". Yo aquí que me subo por las paredes preparándolo todo con "ojal y botón", pasado mañana empieza y a ver cómo acabámos (seguro que bien)
El que la sigue la consigue...
Miguel
JOSAN ha dicho que…
Cada vez me gusta más esta pesca. Engancha, claro que como todas las demás modalidades. A mí me gustan todas (las técnicas de pesca también, je,je...). Bueno Miguel, cuando quieras nos pegamos unas jornadas de carp fishing. Ya te enseñaré los útiles rudimentarios que estoy utilizando, pero por ahora no me va mal. Que te vaya bien en el selectivo y que saques muchas. El año que viene puede que te haga la competencia,es broma.
Esta carpa es royal, me parece, pero con tantas escamas casi como una común. ¿O no es royal? Espero que algún especialista me saque de dudas.
Anónimo ha dicho que…
JOSE comprate una bascúla y pesa los peces.....Es una pena no saber lo que pesan exactamente.
Ah!!! Insisto; deja de pescar....

FIRMADO: JUANLU
JOSAN ha dicho que…
Pues tienes razón, después de estos días pescando carpas grandes me he planteado seriamente comprarme la báscula para saber seguro lo que pesaba el pez. Pero primero tengo que estudiar como pesar a los bichos sin dañarlos.