No puedo con los barbos

Cuando me las prometía muy felices. Cuando pensaba batir mi record de barbos pescados en una jornada. Cuando creía que, por fin, me iba a congraciar con la pesca del barbo con ova, ocurrió lo que suele ocurrir en estos casos, que todo se torció y, pese a que en la primera hora de la tarde logré sacar 3 hermosos barbos, lo que presagiaba un rotundo éxito, las tres siguientes se me fueron entre roturas de aparejos, enganches y ver como derivaba la pobre veleta sin esperanza alguna en que fuera hundida por la feroz picada de uno de estos ciprínidos patrios.
No sé si fue por cambiar de veleta -una de 8 gramos por otra de 6, debido a la pérdida de la primera- o, lo más probable, que el barbo, pasada la hora de cierta actividad, le dio por sestear viendo al "merluzo" de la caña lanzando una vez y otra su aparejo a las turbias aguas del Tajo. No sé, pero lo positivo de la jornada es que, ponga bien o mal el cordón de ova del Ciguëla, a los barbos les gusta. Otra cosa es que se la coman cuando "les sale a ellos de los huevos". Y contra esto no hay quien luche.
Pero, viendo que voy progresando en el dominio de esta modalidad de pesca, y que los resultados, aunque no extraordinarios, van siendo positivos...me hace ser optimista para próximas jornadas de pesca de este ciprínido y prometo volver a intentar su captura.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
a este paso vamos a tener que ir de barbos al guadiela,si,jajajaja
no se como estara este año el guadiela,si pueden remontar los barbos o no,sabes algo tu illescas?
un saludo
JOSAN ha dicho que…
Hola amigo. La verdad es que no tengo ni idea de cómo está, a día de hoy, el Guadiela.
Aparte de esto, te rogaría que me dijeras quien eres para saber a quien dirigirme.