La jornada de pesca perfecta

Alex
Hay veces que no importa tanto lo que se saca y sí con quien se comparte la jornada y el entorno en que se lleva a cabo. Si fuera por estas dos últimas premisas la jornada se podría calificar de “perfecta”, si nos atenemos sólo a las capturas conseguidas–craso error, ya que la pesca se enriquece con otra serie de intangibles más allá de los peces sacados- la jornada la calificaríamos de “mala” para los Alejandros, acostumbrados a grandes pescatas, y “muy aceptable” para quien esto escribe, acostumbrado, por el contrario, a más mediocres resultados.
Así que, contento. Nuestra prioridad eran los basses, pero la de ellos era no picar a los múltiples señuelos de los cansinos pescadores que los atosigaban. No vimos muchos, aunque alguno divisamos, pero esquivos a más no poder. Tentando a los centrárquidos Alejandro Jr. clavó un luciete kilero a Texas con un cangrejo de vinilo y yo con una spinnerbait clavé y saqué un pequeñín de apenas 300 gramos; la oportunidad la perdió Alejandro Sr que cuando una de las pocas percas que se dignó a hacer caso a nuestros señuelos atacó en superficie a su vinilo, tuvo a bien, y en un alarde de generosidad impropia de los tiempos que corren para que el pez no se hiriera su enorme bocaza, quitárselo de la misma justo en el momento que el pez engullía el engaño. ¡Eso es verdaderamente la pesca sin muerte! ¡Y sin dolor, ja, ja, ja…! ¿O sería que el “ansia viva” le hizo adelantarse a la picada y por ello se perdió la pieza? Ya lo aclarará nuestro insigne capitán.
The Champion
Así que, ya que los “blases” pasaron de nosotros nos dedicamos al curricán, técnica más descansada por lo menos, y así Alex pudo sacar un bonito esócido de 4,7 kg; su padre y patrón de la embarcación clavó y sacó otros tres (de 2, 3 y 5 kilos, logrando así la pieza mayor); y yo pude sacar uno de 4,3 y otro que se escapó cuando ya lo rozaba con los dedos, por lo que debería contar como captura, aunque los “jueces de la competición” me desposeyeron del cómputo de la pieza por no haber subido a la barca. ¡Qué mala gente!

Fijaos en los ojitos del alburno dentro de la bocaza del lucio
No saldrían muchos peces, pero eso sí, las fotos muy buenas. Repito lo escrito en otros artículos: cada vez pesco menos y peor, pero, ¡qué fotos hago! Alejandro también, conste.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Na ni dando ventaja el proximo evento voy a pescar asta sin caña a mano haber si de una vez por todas sois capaces jejejeje y en cuanto a lo del bass oye ecologico que es uno ademas yo tienen que ser de 1,3kg para arriba,pequeñines no gracias jojo buenas fotos y te quejas como te descuides un poco ya veras cuando le coja el tranquillo.


Saludos Alex, SR.
Josan I. ha dicho que…
El próximo día voy a pescar con un "ataero" y sin anzuelo, lo mismo se lía algún lucio. De todos modos aquí lo único que importa es la "potra" o "churra", sobre todo del patrón de la Victoria, ja, ja, ja...
Pep Franco Seguranyes ha dicho que…
Enhorabuena por la jornada ! Bonitas piezas y bonitas fotos !

Un saludo !