La Julito l, Reina de la lucioperca

No importa su imponente eslora, ni su velocidad de crucero, ni sus pequeñas o grandes dimensiones, ni el material en que esté realizada; hay embarcaciones que tienen un don –nadie sabe el por qué- para la pesca de un cierto tipo de depredador. Esta gracia es la que posee la Julito l para la pesca de luciopercas –acompañada, claro está, por el innegable conocimiento e intuición de su patrón, Julio, para localizar a estos peces-. Es montarte en ella y tienes la seguridad que tus señuelos serán atacados por los pércidos. También se sacan “a lomos” de la misma otros depredadores que pueblan nuestras aguas embalsadas, lucios y basses más concretamente, pero es con la lucioperca con la que esta barquichuela muestra más fehacientemente su innegable poder de atracción.
Y así fue, que después de varios “bolos” consecutivos en busca de los depredadores patrios –aunque ahora, después de tantos años asentados en nuestras aguas resulta que son “exóticos”... ¡Manda huevos!- pude concluir una mañanera jornada entretenida sacando luciopercas; no muy grandes –entre algo menos del kilo y kilo y medio-, ni luchadoras, como todo el mundo sabe, pero que me devolvieron de nuevo la fe en la pesca de depredadores con sólo notar la sutil picada de unos pocos de estos pércidos en mi caña.
Cuatro pescadores afrontamos la jornada y cuatro sacamos peces. La Julito l se impuso a la imponente Victoria 1934 (Alex y Alejandro eran sus navegantes), pero debido a que esta última el don lo posee para el black-bass, lo que atestigua la foto de Alejandro con un buen ejemplar de esta especie sacado el pasado fin de semana en el que compartimos jornada, y en la que yo me vine compuesto, sin captura y sin apenas señuelos. Además esta mención se la debo, y pido públicas disculpas por ello, porque, y desgraciadamente, no me acordé de darle al botón de “grabar” cuando filmaba –o eso creía yo en ese momento- la captura del majestuoso bass que aparece en la foto.


El almuerzo, a base de “huevada” y pisto, insuperable. Gracias María Rosa.




Comentarios

Victor ha dicho que…
Buena jornada si señor! ¿Ya estan mas cercanas a la orilla? Tendre que ir a probar en poco esa zona. Un saludo!
Josiño ha dicho que…
Hay embarcaciones que tienen un halo especial, pero yo soy más de que el que importa es el que va encima jejeje.
Enhorabuena por esa entretenida jornada y un saludo a todos.
Pesca Josan ha dicho que…
Que no, que es la barca que tiene un don, porque si fuera por las habilidades de alguno de los que pescan en ella -concretamente estoy pensando en mí mismo, no sacábamos ni un pez, je, je, je...
Anónimo ha dicho que…
Na que no se puede con la julito I o como yo creo con los dos profesionales que van a su lomo otra vez sera la revancha...

Saluidos Alex.
Pesca Josan ha dicho que…
No son los pescadores, es la Julito l que se conoce tan bien el pantano que ella sola nos lleva donde están los peces.
Un saludo, Alex, y la próxima revancha seguro que nos mojáis la oreja; eso sí, el almuerzo que no falte, que es ahí donde damos el do de pecho, o más bien, de barriga, je, je, je.
David Romanillos ha dicho que…
Buenos peces ... y desde embarcación.
Saludos
David
www.romanillosamosca.com