La Victoria 1934, Reina del lucio

Hace pocas jornadas relataba la atracción casi hipnótica que ejercía la Julito l sobre las luciopercas. Es un don que tiene, nadie sabe el porqué, pero el caso es que lo mismo ocurre con la Victoria 1934, pero con el lucio. Es montarte en ella y enfilar su alta y poderosa popa hacia el interior del pantano y tener la seguridad que los esócidos atacarán los señuelos que se lancen desde su amplia cubierta.
El don lo posee esta barca, qué duda cabe, pero no se puede obviar que también ayuda la pericia de su capitán, Alejandro, en el conocimiento de los apostaderos más querenciosos para este pez. Así que, uniendo estos dos factores es como se consigue llevar a cabo una memorable jornada de pesca pródiga en capturas de lucios, aunque los basses, objeto también de nuestra atención, se mostraron esquivos, pudiendo localizar algunos pocos grandes, pero que mostraban un desprecio supino hacia nuestros señuelos.

Así que no me canso de agradecer a mi compañero y guía su amabilidad por llevarme en su majestuosa barca, además de agasajarme con una abundante y sabrosa comida a base de moje frío, tortilla y costillas fritas hecha, como siempre, por su santa esposa –ha llegado un punto que estoy deseando que me invite a una jornada de pesca casi más por el condumio que por sacar peces, je, je, je...- dejándome a mí sólo el quehacer de lanzar el artificial para que pique el depredador. Muchas gracias. 


Comentarios

Josiño ha dicho que…
Pues tendré que solicitar un permiso pàra poder enrolarme en tan distinguidas embarcaciones, pero no por el tema de la comida, sino por el don que poseen ambas para la práctica de la pesca. Porque con esas mágicas carácterísticas, nadie se atrevería a venderlas jejeje.
Enhorabuena por la jornada y por las viandas.

Saludos
Pesca Josan ha dicho que…
Ya te aseguro, Josiño, que los respectivos dueños de estas barcas estarían encantados en invitarte a compartir jornada contigo, así que... cuando tú quieras no tienes mas que decirlo; sin olvidar, por supuesto, los almuerzos y comidas pantagruélicas que también tienen su encanto... y sus calorías, je, je, je...
Un saludo, amigo.
alex ha dicho que…
si si ya ya la pesca o el mojete bien fresco con que nos qedamos colega estoy esperando el video aunque con la soberana paliza que me metiste tanto en pesca como con el condumio no se y como siempre la victoria esta a tu disposicion.


Saludos
alex ha dicho que…
si si ya ya por la pesca o por el mojete bien fresco ya sabeis que la victoria esta encantada de que suban a su eslora y surcar la aguas en busca de los oxocidos y percidos cuando querais y como querais.



Saludos colega
Pesca Josan ha dicho que…
Lo cierto es que no sabría elegir entre pesca o mojete. Aunque he de reconocer que hay que ser un santo barón para llevarme en la Victoria teniendo en cuenta la paliza que te di, sobre todo en la comida, ja, ja, ja... Otra vez será al revés, en la pesca claro, porque dándole al diente te supero con la gorra.
Un saludo.