lunes, 14 de abril de 2014

La Julito l, Reina de la lucioperca

No importa su imponente eslora, ni su velocidad de crucero, ni sus pequeñas o grandes dimensiones, ni el material en que esté realizada; hay embarcaciones que tienen un don –nadie sabe el por qué- para la pesca de un cierto tipo de depredador. Esta gracia es la que posee la Julito l para la pesca de luciopercas –acompañada, claro está, por el innegable conocimiento e intuición de su patrón, Julio, para localizar a estos peces-. Es montarte en ella y tienes la seguridad que tus señuelos serán atacados por los pércidos. También se sacan “a lomos” de la misma otros depredadores que pueblan nuestras aguas embalsadas, lucios y basses más concretamente, pero es con la lucioperca con la que esta barquichuela muestra más fehacientemente su innegable poder de atracción.
Y así fue, que después de varios “bolos” consecutivos en busca de los depredadores patrios –aunque ahora, después de tantos años asentados en nuestras aguas resulta que son “exóticos”... ¡Manda huevos!- pude concluir una mañanera jornada entretenida sacando luciopercas; no muy grandes –entre algo menos del kilo y kilo y medio-, ni luchadoras, como todo el mundo sabe, pero que me devolvieron de nuevo la fe en la pesca de depredadores con sólo notar la sutil picada de unos pocos de estos pércidos en mi caña.
Cuatro pescadores afrontamos la jornada y cuatro sacamos peces. La Julito l se impuso a la imponente Victoria 1934 (Alex y Alejandro eran sus navegantes), pero debido a que esta última el don lo posee para el black-bass, lo que atestigua la foto de Alejandro con un buen ejemplar de esta especie sacado el pasado fin de semana en el que compartimos jornada, y en la que yo me vine compuesto, sin captura y sin apenas señuelos. Además esta mención se la debo, y pido públicas disculpas por ello, porque, y desgraciadamente, no me acordé de darle al botón de “grabar” cuando filmaba –o eso creía yo en ese momento- la captura del majestuoso bass que aparece en la foto.


El almuerzo, a base de “huevada” y pisto, insuperable. Gracias María Rosa.



viernes, 28 de marzo de 2014

El somormujo pescador

Soy pescador, no poeta,
Y estas rimas y ripios así lo muestran.
El componer sonetos o alejandrinos no es mi meta,
Aunque sacar peces cada vez más me cuesta.
Al paraje, bello y hermoso llaman,
Epítetos que ni uno ni otro merece,
Piedras sólo en él crecen,
Aunque los peces, cuando quieren, aparecen.
Todo el día rondó el pesquil un somormujo,
Zambulléndose sin vergüenza ni tapujo.
Ave audaz, caradura y atrevida
Que bajo nuestra veleta encontró la comida.
¿Fue ésta la causa de nuestro fracaso?
¿O nuestra impericia ayudó a tal caso?
Tres carpas saqué, tres,
Y un orondo carpín, también.
Gran pescata no fue, ¡pardiez!
Y es que Eolo nos azotó a base de bien.
Otras jornadas de pesca vendrán,
Y la propicia fortuna, con su donosura bondad,
Más abundancia a este triste pescador traerá,
Y nuestros rejones repletos

Dejarán a todos perplejos.



domingo, 9 de marzo de 2014

Intensivos de trucha




Esta jornada toca intensivo de trucha. Siempre es una opción fácil para sacar un pez teniendo en cuenta lo difícil de la pesca en estas fechas, y para ello sólo hay que seguir una serie de normas: llevar un pequeño surtido de cucharillas y peces artificiales para practicar el lance si el mismo es de nuestro gusto, además de unos cuantos cebos, sobre todo la masilla específica para la pesca de estos salmónidos. Para saber más sobre cómo pescar en estos lugares os adjunto el siguiente enlace: 4 nociones básicas para iniciarse en la pesca en cotos intensivos de truchas.


Así que, con madrugada incluida, pasamos una entretenida mañana en el Coto La Torre (Cuenca), Montolla y quien esto escribe, pudiendo sacar el cupo de capturas permitido con relativa facilidad con alguna buena trucha de 2 kilos incluida, y más importante aún, saludar de nuevo a antiguos compañeros de sociedad y concursos como Rubén (nuevo guarda), Julián (guarda “per sécula seculorum”), Lorenzo, Carlos, Alberto Benita (actual responsable de pesca de la Sociedad) y el inefable León, experto pescador ganador de múltiples jamones en concursos, que nos tuvo que invitar a un picnic mañanero y recordarnos y reconvenirnos que nunca se debe afrontar una mañanera jornada de pesca sin un copioso almuerzo, (Dieta para una dura jornada de pesca) además de quitarme el puesto, y, “en automático” –su técnica favorita y más efectiva- clavar una de las hermosas arcoíris que poblaban este día las caudalosas y bravías aguas del Júcar. ¡Este hombre es un fenómeno!

miércoles, 26 de febrero de 2014

El pescador fundamentalista e irascible


Al exponerte en internet públicamente te aseguras que, en alguna o muchas ocasiones, serás zaherido, menospreciado, insultado e incluso amenazado hasta en un tema, que es el que a mí suscita más interés, como la pesca, que se supone que es una actividad de ocio, lúdica y propensa a la tranquilidad y el esparcimiento, hacedora de amistades y camaradería y no de disputas. Pues, así es en la mayoría de los casos, pero no en otros, cuando entra en juego el que llamaremos desde ahora: “pescador fundamentalista”. Individuo poco cívico, de comportamiento irracional y absolutista, donde su pensamiento es único y verdadero, siendo todo acto ajeno, más que irrelevante, inexistente, considerando su primitivo cerebro que su actitud y comportamiento es el único posible y verdadero.

Si te dedicas a escribir sobre pesca no tendrás problemas, ya que este individuo no se molestará siquiera en leer un triste párrafo, pero si lo que expones es una foto, o peor, un vídeo, si no es de su agrado te caerá sobre ti todo el peso de su furia irracional, proporcionándote una serie de epítetos insultantes y amenazadores propios del más rancio fanatismo puesto que él cree, supongo que por su altísima cultura y conocimiento socio ambiental o por simple ciencia infusa otorgada por el Creador con su divino dedo, estar defendiendo unos valores irrebatibles, absolutos e inmutables y cuasi religiosos y, por tanto, de obligado cumplimiento bajo amenaza, no ya de la condenación eterna, que vale, sino de las más horribles formas de óbito.

Así, voy a hacer un breve resumen de lo que le molesta al pescador fundamentalista e irascible:

-          El más tenaz perseguidor y de vocabulario más soez (paradójicamente, y no sé por qué, utilizando innumerables lindezas con abundancia de “kas” en sus escritos, bueno... más bien insultos), sería el defensor de los depredadores como lucio y lucioperca. Este "supuesto defensor" suele ser bastante joven. Cuántas veces he comentado con admiración la nueva generación de pescadores que viene –no éstos, claro-,  defensora de la filosofía del “captura y suelta”, algo que, por cierto, llevo yo haciendo desde siempre, cuando desgraciadamente éramos cuatro quienes lo practicábamos. Pero hete aquí que en alguno de mis vídeos de pesca de depredadores se me ocurrió, en tono irónico a modo de crítica del Real decreto-ley sobre especies exóticas por la obligación de sacrificar a ciertas especies de peces, utilizar términos como: exterminar, aniquilar y… ¡ahí empezó la fiesta! La mayoría de los que ven el vídeo, personas sensatas y de mente lúcida, comprenden el mensaje subliminal, pero hay un grupúsculo de irreverentes y lenguaraces que, por supuesto, no representan al colectivo de los pescadores ni a ningún otro, ya que la falta de respeto al prójimo es, por lo que se ve, norma en su vida, que no lo entienden así. Para ellos aclaro dos cosas: hay muchos pescadores, tantos como opiniones sobre los peces que se deben pescar, los que deben cuidar, los que son dañinos, los que deben ser eliminados, los que son… Yo estoy en el grupo de los defensores del “captura y suelta” de todas las especies, pero es una opción tan respetable como tantas otras. Además, matizo respecto a lo anteriormente comentado en mis vídeos sobre la definición de ironía para la Real Academia Española de la lengua: “Figura retórica que da a entender lo contrario de lo que se dice”. ¡Está claro! Lo cierto es que este escrito lo hago por mero entretenimiento, sabiendo de antemano que el fundamentalista, no ya leerlo, sino que ni lo mirará.

-          No sólo en el campo de la pesca de depredadores existe la crítica, sino que ésta se extiende a todas las modalidades, eso sí, de forma más respetuosa y sin agravios a modo de insulto: si das la receta de un engodo barato, a unos no les gusta porque “pa” qué están los comerciales; si pescas a fondo con las cañas en vertical y con alarmas, eso no es pescar tal o cual técnica; si muestras las capturas en un cubo, eso es malo porque sufren los peces, si esto, malo, si lo otro, peor. Imposible contentar a todo el mundo, aunque puedo asegurar que todo mi afán como pescador, después de capturar al pez, es intentar por todos los medios devolverlo al agua de la mejor forma posible para salvaguardar su integridad física.

En resumen, me he propuesto escribir esta entrada, y colgar el enlace en mi canal de YouTube, para que los críticos tengan un lugar donde soltar los exabruptos que deseen. ¡Hala, ahí está!

lunes, 24 de febrero de 2014

Técnica infalible para ganar un concurso de pesca al coup


Colega pescador, si en tu mente está iniciarte en los concursos de pesca de agua dulce o si ya llevas años dedicado a ello y tus resultados son mediocres y estás harto de ver como tu vecino de al lado saca más peces que tú, y son otros los que se llevan la gloria del triunfo y los consiguientes premios, prebendas, alabanzas y parabienes, no debes dejar de ver –entero, advierto- este educativo vídeo sobre la forma infalible de ganar un concurso. Te aseguro que tu vida de concursante-pescador cambiará totalmente, abandonando de un plumazo el fondo más profundo y ominoso de la clasificación, y aupándote así en la misma por encima de tus cariacontecidos y estupefactos rivales. Ánimo. Estás a un paso de hacer historia en la pesca de agua dulce.
video

viernes, 21 de febrero de 2014

La PICADA en la pesca.

El mundo de la pesca, y más concretamente el de los pescadores, es muy variopinto, gustándole a cada uno especialmente un momento de la misma en la que su satisfacción alcanza momentos antológicos. Unos se decantarían por la PICADA, pero... ¿y tú, qué elegirías? Sobre esto versa mi último artículo en Coto de Pezca, el cual podrás leer pinchando a continuación: ¿La picada, la lucha, la captura o la suelta?

viernes, 24 de enero de 2014

VINILOS para lucios y luciopercas. Artículo para PéZcalo.

 
Sin duda no están todos los que son, pero sí puedo afirmar que los señuelos que aparecen en este artículo son los que a mí mejor me funcionan, con los que más de estos dos depredadores he sacado; así que, si los quieres conocer sólo tienes que pinchar en el siguiente enlace: Vinilos para lucios y luciopercas. Pruébalos y seguro te sorprenden.

miércoles, 8 de enero de 2014

Coto La Torre (Cuenca)


Querido Coto La Torre, ya sé que últimamente te tengo un tanto abandonado, pero vicisitudes  varias de esta procelosa vida que nos ha tocado vivir, y muchas veces sufrir, me han hecho tenerte un tanto en el olvido, pero debes saber que siempre te tengo en mi recuerdo y me preocupan las últimas noticias que me llegan sobre ti. Mucho he disfrutado en tus riberas y en tus aguas he aprendido a pescar. Empecé contigo una carrera de pescador en la que mi bisoñez era, más que notable, superlativa, y poco a poco en tus bravas corrientes, en tus calmas tablas, en tus productivas coladas y bajo la protección de tu tupida arboleda he sido capaz de aprender un poco en este mundo de la pesca; y no sólo de la pesca de truchas, sino de muchas otras especies, ya que en esta época en que los peces escasean cada vez más, tú has representado un placentero oasis de pescadores de todas las modalidades donde asegurar una fructífera y entretenida jornada, y es contigo donde he conocido a muchos amigos pescadores que con el tiempo, empezando como maestros, se han convertido, más que en compañeros de pesca, en amigos.


Así que, por todo lo dicho, me duele tu penosa situación en la que, según me dicen, se te imposibilita el recoger en tu acuático regazo a tus más insignes habitantes, las truchas, sin las cuales tu existencia sería truncada de raíz. Ya fue penosa tu situación durante un largo periodo de tiempo al prohibirse la repoblación con truchas arcoíris por el pernicioso, mal estructurado y totalmente falto de conocimientos de la situación real de la pesca en agua dulce de este país, Decreto-ley sobre especies exóticas. No menos daño te ocasionan los insaciables cormoranes, especie exótica y perjudicial para la fauna piscícola –afirmación sobradamente demostrada-, pero contrariamente al supuesto espíritu benefactor y proteccionista de lo autóctono, protegidas por la autoridad competente. ¿Por qué no dejan a día de hoy repoblar tus aguas? ¿Qué ocultos intereses se mueven en tu contra? No sé, pero desde esta página pido que los socios y usuarios que han disfrutado de buenas jornadas de pesca en tus aguas hagan lo que en su mano esté para que se solucione esta injusta situación. Mi aportación es denunciar en esta página la persecución a que eres sometido y entiendo que tu desaparición sería irreparable para la pesca en general y para Cuenca en particular: trabajadores sin su puesto de trabajo, visitantes foráneos que dejan su dinero en las depauperadas arcas de la ciudad en su visita a tus aguas y, por supuesto, vecinos del lugar que no tendrán escenario más grato donde pasar sus ratos de ocio en contacto con tu exuberante entorno natural practicando la actividad que más placentera les resulta. Espero que la indolente desidia no haga que se cierren tus puertas para siempre, querido Coto La Torre.

martes, 12 de noviembre de 2013

Pantano de Bolarque. Nuevo artículo en CotodePezca.

Pantano difícil pero con muchas posibilidades, aunque sólo su agreste belleza hace que merezca la pena pasar una jornada tentando a las numerosas especies que habitan sus aguas. Si quieres saber más sobre este pantano y su población piscícola, sólo tienes que pinchar el siguiente enlace: Rincones pezcaleros: el Pantano de Bolarque, un reto para los pescadores.

martes, 5 de noviembre de 2013

El tonto el bote. Nuevo artículo en Coto de Pezca.

Este artículo versa sobre la pesca de depredadores con barca, pato, kayak o cualquier otro artilugio que nos permita navegar de algún modo u otro buscando a estos peces y las vicisitudes y riesgos que algunas veces conlleva esta práctica debido, en alguno de los casos, a un personaje conocido de todos y que deambula por muchas masas de agua navegables. Para más información sólo tienes que pinchar en el siguiente enlace: El Tonto del Bote. Réquiem por el mogambito.